eternalcreative / ISTOCK

Cuatro imprescindibles para mantener tu tocador a raya

Marie Kondo estaría de acuerdo. 

MARTA REQUEJO | CUORE.ES -

Qué gusto da ver nuestras cosas ordenadas, ¿verdad? No hay nada más placentero visualmente hablando que un armario, zapatero o tocador bien colocado. Hoy hablaremos de cómo colocar bien el maquillaje, lo de la ropa y los zapatos lo dejamos para la siguiente lección. Qué será pronto. Y es que, ya sabes que a nosotras nos encantan las cosas prácticas y que nos solucionen un poquito más la vida así que allá vamos.

Después de hablar con alguna que otra compi de trabajo nos dimos cuenta de que todas coincidíamos en lo mismo: no sabíamos donde meter ya tantos productos de maquillaje, sí porque tenemos ese problema de que nunca son suficientes y no paramos de comprar... Nos entiendes a que sí. Y muchas veces el causante es nuestro desorden porque no vemos los productos que tenemos y acabamos comprándolos de nuevo. 

Sabíamos que posiblemente la respuesta a nuestro dramita la tenía Amazon, ya sabes eso de que si existe está en esta plataforma. Así que, nos pusimos a investigar cómo podríamos construir el tocador perfecto para tener todo ordenado y que nuestras rutinas no fuesen una gymkana intentado buscar los diferentes productos de maquillaje, faciales, etc. Ojo, no hace falta que tengas un tocador como tal, porque las cositas que te vamos a enseñar también son aptas para cualquier estantería o mesa de escritorio. 

Lo primero de todo es un organizador de maquillaje. Seguro que lo has visto en un millón de sitios o has escuchado a alguna amigui que ha recurrido a él para tener todos sus potingues bien ordenaditos. Y es que es un acierto porque así lo de maquilarte será una tarea más fácil. Tienes todo a mano y a poder ser clasificado por producto. Los hay de varios tipos y puedes elegir el que más se adapte a la decoración de tu habitación: de metal, metacrilato, madera... No hay excusa. 

Y al hilo de esto... También tienes que ordenar las brochas. Amiga eso de tenerlas todas por ahí tiradas está muy mal. Cómprate el típico cubilete para tenerlas todas controladas que ahora lo que se lleva son esos que tienen bolitas en el fondo para que no se te muevan. ¡Lo que no inventen! Y hablando de inventar, no nos podemos olvidar del limpia brochas eléctrico. Bueno, y tampoco debemos obviar la necesidad de un espejo de esos chulis con lucecitas. Chica, si es que cuando nos ponemos profesionales pues lo damos todo y nos venimos arriba. De aquí al tutorial de Youtube no hay nada. 

Una vez tengas todos tus productos de maquillaje tan colocaditos que de gusto verlos no te puedes olvidar de tu rutina facial. Sí, y con esto nos referimos a esa tarea que nos da tanta pereza: desmaquillarnos. Sabes que es esencial así que, qué mejor que tenerlo bien ordenado y en un lugar visible para que siempre te acuerdes de hacerlo antes de ir a dormir. Al igual que los organizadores de maquillaje, para los productos de limpieza facial también existen. Podrás meter el agua micelar, tónico y algonones todo en uno... No hay mejor sensación que tener todo a mano cuando tienes que hacer algo que te da muuuuucha pereza. ¿Verdad?