puhhha / ISTOCK

Supervivencia capilar en cuarentena: tíñete en casa (incluso sin tinte)

Los tips definitivos para que triunfes.  

MARTA REQUEJO | CUORE.ES -

Ya nos hemos cortado el pelo (a lo Chenoa), el flequillo (con arreglo en TikTok) y ahora toca teñirse. Sí, es otro de los retos de la cuarentena y esta vez desde Cuore nos hemos propuesto que tu experiencia sea un éxito. Que no te engañen, teñirse el pelo en casa es más fácil de lo que parece solo hay que seguir unos consejitos que nos harán esta tarea más amena. 

Ah otra cosa antes de que se nos olvide... Bien sabrás que ahora el tinte de pelo es uno de los productos más demandados en el súper así que si no eres de las afortunadas que consiguen su tono, que no cunda el pánico, tenemos la solución y ahora te contamos cómo teñirte el pelo incluso si no tienes tinte. ¡Ya verás!

Lo primero antes de ponernos manos a la obra a embadurnar nuestro pelo será establecer el lugar de combate. Busca un sitio tipo la cocina o el baño donde no puedas dañar ningún mueble que te cueste un disgusto. A continuación, busca toallas viejas que puedas manchar y cubre todo lo que puedas con estas además de vestirte con ropa vieja y ponerte unos guantes (en el caso de que no estén incluídos en el pack). También puedes poner papel de periódico en el suelo para evitar que si cae alguna gotita no se manche NADA.

Una vez tengas tu salón de belleza casero toca ponerse con el pelo. Lo siguiente que tienes que hacer es proteger tu piel con baselina aplicándola por la zona de la frente, las orejas y la nuca. Una vez lo hayas hecho comienza desenredando tu pelo y separándolo en secciones para que la distribución del tinte sea más satisfactoria y no te dejes ni una zona sin producto. Lo ideal es empezar aplicando el tinte en la raíz más próxima a la frente, detrás de las orejas y a ambos lados de una raya en medio que irás moviendo a lo largo de la cabeza.

Cuando tengas todas las divisiones con tinte, solo tendrás que masajear el cabello como si de un champú se tratase para esparcirlo bien y que no quede ninguna zona sin cubrir. Espera el tiempo necesario. Al lavarlo tienes que tener paciencia para que no quede ni un resto. Un truco es lavar el pelo con agua tibia, o si aguantas con agua fría, para que selle bien la cutícula y el color se asiente.

Pero... ¿Qué pasa si no tengo tinte? Muy fácil, la henna te salvará esta cuarentena y nunca mejor dicho. Este producto es un tinte natural que puedes adquirir en cualquier herbolario o tienda especializada. Cubre igual y deja un brilo... ¡Fantasía! Lo único es que tendrás que dejarlo actuar más tiempo cuando te lo apliques pero por lo demás es igualito. Si no sabes dónde encontrar una henna que te dé confianza nosotras te recomendamos la web de Henna Morena que además tiene muchos tonos dependiendo tu color de pelo. ¿A qué esperas?