saracarbonero / INSTAGRAM

Truquiconsejos Carbonero: lavavajillas para el pelo

Mano de santo

La melena de Sara, a debate en Villarriba y Villabajo.

CUORE.ES -

¿Te acuerdas cuando hacían paella para 500 personas en la tele y tenían que competir para ver qué pueblo la limpiaba antes? Eh, pues mucho cuidado, que Sara Carbonero (35) los ganaba a todos: ha tenido que lavarse el pelo con lavavajillas... ¡Varias veces!

En su faceta de it-girl e imagen de diferentes marcas, la periodista siempre exhibe su faceta más atractiva y glamurosa frente a las cámaras, pero de cara a su último reportaje, Sara ha decidido ofrecer una pequeña muestra a todos sus seguidores de Instagram de lo que implica realmente ese tipo de trabajo.

Aunque no es la primera vez que posa con sus maquilladores y peluqueros mientras la preparan antes de algún evento importante, en esta última ocasión  ha optado por enseñar en su sección Stories el después y no el antes de una de estas sesiones. Para ese nuevo proyecto, sobre el que no ha querido entrar a dar detalles, Sara debía lucir una especie de bañador blanco y su larga melena peinada hacia atrás con un efecto mojado muy favorecedor, que se consiguió a base de aplicarle cantidades ingentes de aceite en el pelo, tal y como ella misma se encargó de explicar en una imagen en la que aparecía sentada en la silla de peluquería. 

El problema se presentó una vez que llegó a casa y descubrió que librarse de toda esa grasa no iba a resultar nada sencillo.

Operación bikini de raíces a puntas.

Finalmente, no le quedó otro remedio que sustituir su champú por un jabón de lavar los platos y utilizarlo para lavarse la cabeza con él varias veces siguiendo el consejo de la estilista con la que había trabajado, Sonia Marina. 

Tal y como se aprecia en la captura de pantalla que Sara ha difundido de la conversación que mantuvieron, ella se tomó con sentido del humor su situación. 

saracarbonero / INSTAGRAM

"Cuando Sonia Marina te dice que te laves el pelo con Fairy para quitar los restos de aceite...", escribió para poner en contexto su intercambio de mensajes, en el que Sonia le recomendaba que usara el jabón como una mascarilla y la dejara aplicada durante unos minutos, prometiéndole que tras tres lavados su melena volvería a la normalidad.

 

El nuevo peluquero de Sara.