Jonathan Brady / GTRES

Lo de Nicole Scherzinger no es una dieta, es ponerse la alarma del móvil

CUORE.ES -

El gran público conoció a Nicole Scherzinger allá por 2005, en una época en que la cantante y bailarina había convertido las camisetas ombligueras y los pantalones de talle bajo en su uniforme oficial dentro de la banda The Pussycat Dolls y, para ser justos, desde entonces no parece haber pasado un día por ella.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Nicole Scherzinger (@nicolescherzinger) el

La artista de 40 años sigue luciendo la misma silueta que hace más de una década gracias a una intensa actividad física y a una alimentación en la que solo hay una regla de oro: no comer pasado cierto momento del día.

"Intento no comer nada tras las siete de la tarde. Por la noche es cuando la mayor parte de la gente acaba cayendo en la tentación, así que yo me he marcado una hora límite y así evito consumir todas esas calorías extra", ha confesado en una entrevista a la revista Closer.

¡Pero si a las 7 a veces ni hemos merendado!

Esa es la única restricción que existe en la dieta de Nicole. El resto del tiempo ni puede ni quiere renunciar a ningún tipo de comida por calórica que sea al creer firmemente que la clave está en encontrar un equilibrio.

"Entreno entre cuatro y cinco veces a la semana, pero nunca me privo de nada. Si me apetece una gran plato de pasta con queso, me como uno, pero también intento asegurarme de que hago ejercicio después. Me encanta el spinning, el yoga y los ejercicios de intervalos de alta intensidad", dice para demostrar que no existe ninguna fórmula mágica ni demasiado especial que explique su aspecto.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Nicole Scherzinger (@nicolescherzinger) el