AleksandarGeorgiev / ISTOCK

Olvídate de irritaciones en la cara con estos trucos para evitar que la mascarilla te haga pupa

Protegida en todos los sentidos. 

ROCIO ROBLEDO | CUORE.ES -

Ninguna nos imaginábamos que tuviéramos que utilizar mascarillas más allá de las faciales para cuidar nuestra carita, pero ya ves, una pandemia ha hecho que tengamos que incluir en nuestra rutina otro tipo de mascarillas para protegernos. Ahora que es obligatorio su uso en todo tipo de espacios, vamos a tener que pasar mucho tiempo con ellas puestas y eso va a tener consecuencias en nuestra piel: seguramente acabemos con la cara muy irritada y parezcamos tomatitos andantes. 

Seguro que si has llevado la mascarilla unas cuantas horas seguidas has notado como tu piel empezaba a pedir auxilio porque claro, las zonas sobre las que se fijan sus bordes son las más perjudicadas. Al retirarlas, nadie se salva de marcas, rojeces, sensación de tirantez o sequedad y las marcas pueden permanecer visibles durante horas. Como cuando te quitas las gafas de bucear al salir del agua. 

Por eso, la cosmética calmante y regeneradora resulta muy útil para aliviar estos síntomas, pero lo mejor sería proteger esas zonas al igual que haces al colocar unas tiritas antes de ponerte unos zapatos 'peligrosos'. Por si las moscas. 

Puedes probar a 'forrar' esas partes de tu mascarilla con algo suave o simplemente echarte un poco de crema en esas zonas irritadas. También probar 'la tirita' que nos recomiendan desde Guerlain: Black Honey Balm, de la línea Abeille Royale, es la 'tirita invisible' ideal para proteger la piel que va a ser expuesta a las rozaduras y la falta de transpiración provocada por las mascarillas. (¿Su precio? 55 euritos)

D.R.

 

Esto + una buena mascarilla... ¡Todo controlado! Y para mascarillas, la superselección que hemos hecho para que lleves la que más te mole: de las Kardashian, Grease, las Spice Girls, The Back Street Boys.

Ya que nos la tenemos que poner, al menos, que sea con estilo, ¿no?