malenacosta7 / INSTAGRAM

Malena Costa nos chiva su truco veraniego para ser Malena Tosta

#MalenaTosta

Sana como una pera.

JUANDE CORRALES | CUORE.ES -

Malena Costa (29) sigue de playeo y es que claro, así normal que esté más negra que el tizón.

Si ya la bautizamos como Malena Tosta, ahora la misma Malena ha reconocido serlo (dicen que es el primer paso, ¿no?), aunque, por suerte, también nos ha dado la clave de su bronceado. Seguro que a lo largo de tu existencia has oído barbaridades como echarse aceite corporal o, incluso, de oliva, refresco de cola (te pone bien pegajosa), aceleradores cuya protección es más que cuestionable... En fin, cosas que se escuchan en las playas y piscinas cada verano.

Pues resulta que el truco de Malena Costa no es nada de eso, es sanísimo y se basa en dos pilares: perseverancia y, sobre todo, protección. Fuerza de voluntad se necesita para todo lo que digas a hacer en esta vida (que se lo digan a tu endocrino), y el lucir una piel dorada es otra de las cosas que no se consiguen de la noche al día. Malena lleva yendo a la playa más de un día (y más de dos, y más de tres...), o sea que lo de escaparse un día a la playa y querer llevarse todo el sol: ¡nanai de la China!

 

Mallorca ❤️ Portals Vells 👙 @guillerminabaeza_bcn

Una publicación compartida de malenacosta7 (@malenacosta7) el

Lo segundo, una buena protección. ¿Quién te ha dicho a ti que con el protector no te bronceas? Eso no es más que una leyenda urbana y la prueba (del algodón) es Malena Tosta: su secreto es usar factor 50, y así nos lo ha revelado en un Stories.

¿De estas veces que vuelves a tu casa de la playa o la piscina y, cuando te duchas, ves lo verdaderamente bronceada que estás? Pues algo así le ha debido ocurrir a la modelo: "Como dice Cuore ahora sí que soy 'Malena Tosta'" ha escrito, no sin darnos su secreto. "Y que conste que me pongo protección 50!", concluye Malena.

malenacosta7 / INSTAGRAM

Ea, pues ya sabes, si lo que quieres es estar morenita, ¡no te olvides del protector!

Y si no tienes quien te lo unte, ya tienes excusa para buscarlo.