lauraescanes / INSTAGRAM

Hiperidentificadas: Laura Escanes, sufriendo la vuelta al deporte tras la cuarentena

Si eres de las que aprendió a hacer yoga, pilates y hasta crossfit en casa, enhorabuena, pero no sigas leyendo.

CUORE.ES -

El mundo, como siempre, puede dividirse en dos bandos (con sus infinitas gamas de grises intermedias): las personas que hicieron deporte durante la cuarentena y las que no. En la misma redacción de Cuore estamos también separadas en esto (pero juntas en la distancia social, siempre), y por eso aquí hablamos las que nos sentimos hiperidentificadas con Laura Escanes (24) ahora mismo. A la influencer le ha costado lo de volver a la elíptica y así lo ha contado en su Instagram Stories, dándonos sin saberlo ese apoyo moral que necesitábamos.

Fiel a su sinceridad habitual, Laura no ha tenido reparo en admitir que su primera jornada sobre la elíptica no ha durado más de quince minutos y le ha dejado muertecita, a diferencia de esas largas sesiones que le dedicaba antes de quedarse embarazada de Roma, su primera hija con Risto Mejide.

A la que por cierto se veía durmiendo en el intercomunicador.


"Aquí, sin filtros, os tengo que decir que no he aguantado nada, 15 minutos de elíptica. Ya me puedo poner las pilas porque si no mal vamos. Antes aguantaba casi una hora", ha asegurado a sus fans con total honestidad y una buena dosis de autocrítica. Desde aquí también te decimos, Laura, que está media España en alerta por altas temperaturas, date algo de margen que con el calor veraniego el cuerpo lo único que pide es siesta y ventilador.

A pesar de su bajo estado de forma, aunque muchas quisiéramos aguantar esos quince minutillos por lo menos, Laura sabe que no ha de presionarse demasiado al respecto y dejar que sea su cuerpo el que poco a poco vaya adaptándose al cambio de rutina. Como ya ha dicho en anteriores ocasiones, hay que respetar las particularidades físicas de cada uno y no darle al asunto más importancia que el que tiene.

"Cada cuerpo, cada embarazo, cada postparto y cada mujer son un mundo distinto. No nos comparemos, no queramos correr. El cuerpo es mágico y hay que escucharlo", explicaba meses atrás a sus seguidores de Instagram. Ahora, súmale cuarentena forzosa y mira, casi mejor que volvemos al sofá con un heladete...