SaraBerdon

Cosmética 'post-party' para resucitar tu piel en Año Nuevo

Y que trasnochar no te pase factura. 

MARTA REQUEJO | CUORE.ES -

¿Sueño, dolor de cabeza, cansancio extremo, ojeras hasta el suelo, pies doloridos...? Sí, acabamos de enumerar uno por uno todos los síntomas de la mañana siguiente a una noche de fiesta. Seguramente tú ahora estés sintiendo alguno de ellos porque amiga, fijo que en Nochevieja lo diste todo y más para despedir el año y dar la bienvenida al 2020.

Lo de levantarte de la cama te va a resultar una tarea casi imposible peeeero... Ahí está toda tu familia esperándote alrededor de la mesa para comer todos juntitos y con alegría. Así que, para evitar eso de aparecer como un zombie por el comedor y que todos sepan que te pasaste un poquitín anoche te damos los trucos para que borres las huellas del crimen en un pispás.

Resucitar tu cuerpo y hacer como que hubieses dormido tus ocho horitas del tirón nunca fue tan fácil, sigue estos pasos. Lo primero de todo será pegarte una ducha, a poder ser de agua fría para espabilar, y acompaña esta con geles de ducha efecto energizante para que te vengas arriba en un momento. Nosotras te recomendamos el gel concentrado de mango y cilantro de YVES ROCHER. ¡Fantasía!

Ahora le toca a la cara y lo más importante es que termines de eliminar cualquier resto de maquillaje que tengas, lo mejor en estas ocasiones es limpiar el rostro con un tónico como el de FARMA DORSCH. Y no te creas que no hemos tenido en cuenta que te levantarás con unas ojeras hasta el suelo así que tendrás que echarte una buena mano de contorno de ojos, por ejemplo el de SKINLABO.

La rutina sigue con una hidratación extrema que le dará un chute de energía a tu piel con el elixir de TWELVE BEAUTY. Antes de eso también te puedes marcar una buena mascarilla y un poco de colorete en tus mejillas para finalizar y ya tendrás la cara 'ready' para la primera comida familiar del año. 

Por último, si no tienes tiempo para lavarte el pelo, una muy buena opción es “refrescarlo” a golpe de spray, perfumarla sutilmente  y eliminar la grasa de la zona de la raíz. ¡Tachán! Ahora sí que sí, nadie se imaginará que ayer te pegaste una buena juerga.