Felipe Ramales / GTRES

Chrissy Teigen explica por qué se ha puesto bótox durante el embarazo

Tiene sus razones, no es ninguna tontería. 

CUORE.ES -

La política de sinceridad absoluta que Chrissy Teigen (34) sigue en las redes sociales se aplica a todo: desde los retoques a los que se ha sometido a las razones por las que su marido, el famoso John Legend, no es tan perfecto como parece.

Hace poco, por ejemplo, confesó que ya estaba embarazada cuando pasó por quirófano para someterse a una operación en la que le quitaron los implantes mamarios que se puso hace una década. Sin embargo, ella solo descubrió la buena noticia tras salir del quirófano porque la prueba de rigor que se había hecho antes salió negativa.

Ahora la antigua modelo ha desvelado que también se ha sometido recientemente a un procedimiento poco invasivo a base de bótox, pero no por cuestiones estéticas: "El bótox en la mandíbula era indispensable para los dolores de cabeza habituales que padezco por culpa del bruxismo (una patología que consiste en apretar la mandíbula o rechinar los dientes)", le ha confesado a sus seguidores de Twitter. "También puede inyectarse detrás de la ceja para aliviar las migrañas. A mí me ha cambiado la vida".


Chrissy también ha desvelado en respuesta a las preguntas que le han planteado al respecto sus fans que recibió el visto bueno de un neurólogo que había consultado antes con su obstetra para asegurarse que no corría ningún riesgo: "En mi caso, padezco unos dolores de cabeza muy fuertes durante el embarazo", ha añadido la gurú de cocina, que está esperando su tercer retoño.

"Estoy encantada de que me dieran permiso para inyectarme bótox en los músculos del cuello, combinado con una serie de inyecciones de beta-bloqueadores y con ondas de radiofrecuencia y blablabla, términos médicos. De cualquier modo, es terrible, pero por fin veo la luz al final del túnel", ha celebrado.

Pues nada, habrá que seguir los trucos de Chrissy.