ISTOCK

¿Cepillarte la cara para estar más guapa? Necesitas este paso en tu rutina de belleza pero ya

Poros limpios, piel feliz

PATRICIA ÁLVAREZ | CUORE.ES -

Sabemos que te conoces de memoria la regla de limpiar tu cara mañana y noche para tener una piel bonita y sana pero, ¿sabías que eso de lavarte la cara con las manos ya está obsoleto? Ahora se llevan los cepillos faciales y amiga, en cuanto pruebes uno, ya no sabrás vivir sin ellos. Lo primero porque ofrecen una limpieza en profundidad, algo que no podemos conseguir solo con nuestras manitas, y lo segundo porque es una manera mucho más higiénica (especialmente en tiempos de covid) de eliminar el maquillaje y las impurezas de tu rostro.

Además, es una opción totalmente ecológica y sostenible, ya que evita el gasto excesivo de  otros productos de usar y tirar como los discos desmaquillantes o las toallitas. Además, muchos de ellos tienen una pequeña acción exfoliante por lo que además de limpiar tu piel te ayudarán a librarte de las células muertas y de las pequeñas imperfecciones.

Existen diferentes tipos de cepillos faciales, que van desde los más clásicos y sencillos a los más tecnológicos e innovadores. Te explicamos las diferencias entre ellos.

El cepillo facial clásico tiene un aspecto muy similar al que usamos para el cabello pero, aunque existen algunos con cerdas de pelo o de nailon, te recomendamos que siempre elijas los que tienen las cerdas de silicona. Son mucho más higiénicos ya que es un material que evita la aparición de bacterias, duran mucho más y pueden usarse sin peligro tanto en seco como en mojado.

La siguiente categoría son los cepillos eléctricos que, igual que ocurre con los de dientes, funcionan o bien con pilas o bien con una batería recargable. Estos limpian en mayor profundidad ya que tienen un motor en el cabezal que hace que gire con movimientos rotatorios que permiten que el gel limpiador que usemos con él penetre mucho mejor.

Por último, tenemos los cepillos de ultrasonidos. Están hechos de silicona hipoalergénica, por lo que hasta las pieles más sensibles pueden usarlos sin riesgo. Además, gracias a los ultrasonidos, limpian en profundidad de manera suave, eliminando la suciedad, las impurezas y los restos de maquillaje, además de las células muertas, los poros dilatados y el acné.