@camila_cabello / INSTAGRAM

Estropicios de cuarentena: Camila, su madre y... ¡Tijeretazo a su Cabello!

Camila... Con el Cabello no se juega. 

CUORE.ES -

De cara al lanzamiento de su segundo disco, Camila Cabello decidió hacer un ligero cambio a su imagen pública comenzando a lucir su melena al natural, con unos rizos alborotados que lo molan todo. 

Aunque este peinado requiere menos mantenimiento, tras varias semanas encerrada en casa su flequillo se había salido de control y empezaba a resultarle insoportable. A falta de un estilista o de una peluquería a la que poder recurrir, la joven cantante se ha visto obligada a pedirle ayuda a su madre para que se lo cortara y no ha sido buena idea. NUNCA ES BUENA IDEA. 

"Voy a tener que confiar en esta mujer", ha explicado la cantante a sus seguidores, sin parecer demasiado segura de lo que estaba haciendo, en un vídeo que ha subido a sus stories. "He visto muchas publicaciones estos últimos días de gente advirtiendo que esto nunca acaba bien... Es justo lo que yo solía hacer cuando tenía 12 años y siempre me dejaba trasquilones", ha añadido.

camilacabello / INSTAGRAM

UUPS!!


En realidad, la intérprete debería de haber intuido que su madre no era la persona adecuada para el trabajo en vista de que apenas unas horas antes le había hecho una pedicura y acabó con los pies ensangrentados, pero ni eso consiguió disuadirla. "No intentéis hacer esto en casa", ha afirmado como consejo a sus fans.

Afortunadamente, el resultado final no ha sido demasiado desastroso, según ha reconocido ella misma.

Ay Camila... Con el Cabello no se juega.