HappyNati / ISTOCK

¡Basta de utilizar mal las brochas de maquillaje! Te chivamos para qué sirve cada una

El tamaño sí importa.

De nada.  

ROCIO ROBLEDO | CUORE.ES -

Seguro que a la hora de maquillarte dudas muchas veces en qué brocha utilizar para cada parte de tu cara, ¿verdad o no? Lo cierto es que todas hemos pasado por ese momento alguna vez y reconocemos que hemos utilizado la de aplicar sombra para echarnos un iluminador en polvo, por ejemplo. Errores que podemos corregir sabiendo para qué sirve cada brocha y sobre todo, no usando siempre la misma, que nos conocemos. Ejem. 

Lo primero que hay que tener claro es que no podemos utilizar la misma brocha para todo, por eso, tenemos qué fichar cómo se maquilla una profesional, y en este caso, vamos a hacer caso a Silvia Quirós con su libro 'Makeup', que nos cuenta cómo usar cada una. Atenta: 

Es importante saber que las brochas se pueden dividir en dos grandes grupos: brochas para maquillaje de rostro y pinceles para maquillaje de ojos. Para ello, vamos a aprender con las brochas de la marca Maiko

Brocha para rostro de Maiko. | D.R.

Para la cara: lo típico que quieres echarte la base con brocha y no sabes cómo, ¿verdad? Si buscas una cobertura alta y una aplicación muy fácil, tienes que elegir una brocha con cerdas más juntas y compactas y con un acabado final redondeado. Por el contrario, si quieres un acabado más natural y ligero en la piel, opta por una brocha de cerdas más sueltas estilo mofeta.

Para aplicar cualquier tipo de polvos: buenas noticias, estas brochas son multifuncionales por lo que puedes usarlas hasta para el colorete. Y hablando de coloretes y su amigo el iluminador, necesitarás una con un tamaño medio y con un corte redondo para mayor facilidad de difuminación.

¿Y para los ojos? Olvídate de estas que has usado (eso sí, dales un lavado, anda)

El primer pincel imprescindible para ojos es un modelo de lengua de gato, el típico para echar sombra en el ojo de forma compacta. Suele tener una densidad media de cerdas y una forma un poco redondeada en la punta. 

Otra parte importante es difuminar, para ello hay otro tipo de brocha específica: la diferencia está en la densidad de las cerdas una vez más. 

Pero sin duda el que más nos llama la atención y el que necesitamos en nuestra vida es el pincel para hacernos el delineado en el ojo. Eso de hacerse el eyeliner con brocha es fantasía, la pena es que no utilicemos la correcta... Hasta hoy. 

Un pincel fino y delgado nos da más libertad de creación, eso sí, más vale que andes bien de pulso. Al ser fino podemos crear el grosor deseado dependiendo de la fuerza que ejerzas.

D.R.

¿Tienes claro ya cómo pintarte la cara?