D.R.

Hemos probado el bótox y... ¡Te lo contamos!

Amiguis, estos tratamientos son mucho más comunes de lo que pensamos. 

OSIRIS MARTINEZ | CUORE.ES -

Hoy quiero hablaros de un tema un tanto tabú. Hoy, quiero compartir con vosotros una cosa que he probado, que me parece la pera para la piel...y que tiene una fama extraña. Hoy os hablaré de las inyecciones dermatológicas, del bótox, del ácido hialurónico y de otros productos que se administran para mejorar el aspecto del cutis desde hace años.

Os quiero hablar de ello porque, amigos, dichos tratamientos son mucho más comunes de lo que pensamos. Os invito a hacer una cosa: meteros en el perfil de cualquiera de las influencers con seguidores cuyas cifras dan vértigo. O encended la televisión y fijaros en todos los personajes públicos que presentan programas con audiencias multitudinarias. Me atrevería a asegurar que muchos de ellos ya han probado esos tratamientos y que los usan con frecuencia. ¡Ya muchas estrellas televisivas no se esconden y proclaman con orgullo ‘pincharse’ siempre que pueden! ¿Y sabéis lo que opino? No hay NADA malo en ello. Primero, porque da igual lo que piense la gente de ti: tienes que hacer con tu cuerpo y tu vida lo que realmente quieras. Y, segundo : si dichos tratamientos se hacen con un buen asesoramiento y un profesional cualificado… ¡Son una maravilla!

D.R.

Yo me he pinchado alguna vez, yes. Bótox (toxina botulínica) y ácido hialurónico. ¿El fin? Hidratar mejor mi piel, rellenarla (con el ácido hialurónico) y tratar de frenar arrugas, paralizando levemente algunos músculos (con el Botox) que se iban acomodando en mi rostro. Lo hice por probar, tras informarme muchísimo en un primer momento y os aseguro que es lo mejor que he hecho a nivel dermatológico en mucho, mucho tiempo. En España, descubrí una clínica que ya es como mi casa y una profesional tan increíble que me cuesta definirla : la doctora Mariana Díaz y el centro clínico Mir Mir, de Barcelona. En Bali, tengo otro lugar para revisarlo o retocarlo si tengo necesidad: el centro Eden Life Center, una clínica cuyo diseño es tan alucinante que ir a darme mimos de vez en cuando es como sumergirme en una revista de interiores por un instante (¡Lo podéis comprobar en estas imágenes y os invito a visitarlo para cualquier mimo estético si venís a Bali!). Os invito a visitar mi canal de Youtube AQUÍ y cotillear alguno de los vídeos dedicados a estos tratamientos si queréis cotillear un poquito más acerca del tema.

D.R.