INSTAGRAM

Solo hay cuatro tipos de hombres en Los Ángeles (Tinder mediante)

Y puedo demostrarlo.

CARMEN RAYA | CUORE.ES -

Se hace saber que a mi papel (It make you know that to my paper, bilingüismo) de periodista autónoma (como las Comunidades), CEO de Mochivisión (el canal de noticias que, cuando me acuerdo y tengo tiempo, se emite en mi cuenta de Instagram), 'influencer' en prácticas (sueño con vivir del cuento como las 'influencer' senior; besos, futuras compañeras), productora cinematográfica y televisiva recién graduada (como la vista; esta broma es mala, lo sé, pero así está mi nivel humorístico pandémico)  y sexóloga impostora (porque yo de sexo sé por lo que lo practico y no porque lo haya estudiado),  ahora he asumido (now I have assumed) el puesto de directora de la delegación española afincada en Los Ángeles del CIS (centro de investigaciones sin sentido).

Sí, queridos y queridas, y la primera que he llevado a cabo ha sido la de encontrar los únicos cuatro tipos de hombres que habitan la ciudad de Los Ángeles. Porque como mujer soltera que busca 'green card' (yo siempre colaborando con la justicia y poniéndoles las cosas fáciles a los agentes de inmigración que busquen información sobre si mi futuro matrimonio con un americano forrado es real), lo primero que hice al poner un pie en los Estados Unidos de América fue... ¡hacerme Tinder! Bueno, y Hinge y Bumble .

Vaya, que estaba dispuesta a borrar las fotos de la comunión de mi sobrino con tal de tener espacio para estas aplicaciones en el móvil. Y es que el tamaño (aunque sea el de la 'app') sí que importa en el amor 2.0, amigos. Total, que con esto de llevar más de un año y medio en busca y captura del amor, me he dado cuenta de una cosa....

Ay, calla, esto no era, aunque te entiendo, Meredith... De lo que me he dado cuenta, ahora sí, es de esto:

Bueno, en realidad lo que yo quiero decir es que aunque "no soy buena en esto de los hombres, soy excelente en reconocer patrones". Ya sé que ella dice ordenadores, pero como yo estoy hablando de tipos de hombres y 'dating apps', y estas al final son tecnología y los ordenadores también lo son pues me vale, ¿ok? Mira, si voy a tener que estar haciendo *'writersplaining' todo el rato no termino. Así que poneos las pilas (put the batteries).

*Fenómeno que se produce cuando el escritor de un artículo explica a los lectores las bromas y entresijos del mismo cuando, a lo mejor, ellos mismos lo pillan

Retomando el asunto (retaking the matter), resulta que con tanto pasar perfiles y perfiles de hombres y tanto tener citas con unos y con otros, un día me di cuenta de que siempre estaba quedando con los mismos. Una y otra vez. AGAIN AND AGAIN. ¿Acaso el algoritmo de dichas 'apps' me tenía manía? ¿Acaso el algoritmo es mi profesora de geografía de 4º de la ESO que no me soportaba y me echaba de clase aunque faltasen 30 segundos para que sonase el timbre y esta era yo saliendo y entrando de nuevo en clase?

No, queridos, mi teoría es aún mejor. En Los Ángeles, como ya os avanzaba al principio de este artículo, solo hay cuatro tipos de hombres. En serio, poca broma con esto (little joke with this). Así pues, y sin más dilación (poco se habla de lo que me gusta a mí un buen preámbulo para entrar en materia, lo que en la cama se traduce a que me gustan los preliminares. Hola, solteros, venid a mí), he aquí los cuatro hombres que, si alguna vez venís a Los Ángeles, os vais a encontrar.

1. El intenso 'guitarritas' que se dedica al 'show business', que siempre está a punto de petarlo y que, al mismo tiempo, está siembre al borde de la pobreza extrema

Este tipo de hombre (el más común en Hollywood) se caracteriza porque se dedica al mundo del espectáculo en cualquiera de sus vertientes y siempre está involucrado en algún proyecto que "va a ser todo un éxito". 'Spoiler': nunca lo es. Fotógrafo, director de arte, actor, músico, productor, diseñador de vestuario, técnico de sonido..., ha sido de todo y en todas partes, pero nunca ha llegado a NADA. Bienvenido al club, querido.

Le gusta la naturaleza, ir de acampada, le gusta la escalada, consume drogas como las setas,  el LSD (no confundir con el ADSL), ácido... etc, porque la marihuana ya le ha aburrido, fuma tabaco de liar, bebe alcohol, ha viajado a Europa (y le encanta), ha ido a Burning Man, huye de Coachella, vive en el East Side de la ciudad (en los barrios de Silverlake, Los Feliz, Echo Park, Downtown o Hollywood), se va a retiros espirituales donde acaba manteniendo orgías con los demás participantes, va 'heredando' los coches que sus amigos (los que sí que lo petan) ya no quieren, y se ve inmerso en un conflicto interno constante entre dejar de ser autónomo y encontrar un trabajo fijo que le permita vivir con cierta dignidad y vivir solo.

Ah, claro, que no os había dicho que este tipo de hombre sigue compartiendo piso porque como buen 'freelance' que es nunca sabe si mañana podrá comer y/o pagar el alquiler. De nuevo, bienvenido al club, querido. 

Ah, lo de 'guitarritas' lo pongo porque, aunque por normal general no suelen tocar la guitarra, sí que tienen en casa guitarras colgadas en la pared de su habitación. ¿Qué cómo sé yo esto? Lo llaman investigación de cama, digo de campo (country investigation)... qué cabeza la mía...

VEREDICTO (os voy a hacer mi valoración personal de cada uno de ellos, qué os creíais):

Personalmente diré que son mis preferidos. Sí, soy mujer de hombres perdidos a los que creo poder ayudar pero que, obvio, no están interesados en mantener relaciones estables. Son divertidos porque en el fondo ya no tienen nada que perder y les da todo bastante igual. No tendrán mucho dinero, pero nunca les falta tabaco y al ser 'freelance' pueden emborracharse cualquier día de la semana. Perfectos si eres de las que les pirra el 'dating' entre semana. Admiro la pasión con la que hablan de sus proyectos y lo buenos que son tratando de creerse que algún día conseguirán ser exitosos

Amiga, eso sí, no te pilles. No buscan NADA serio. En serio, huye.

2. El intenso 'guitarritas' que se dedica al 'show business' y que (sorpresa) sí lo ha petado (pero con trampa)

Aunque pudiera parecer que el número 2 es el mismo que el número 1, pero con dinero, lo cierto es que hay bastantes diferencias entre ellos. Este segundo se dedica también al 'show business', pero él pronto se dio cuenta de que no iba a ser el próximo Brad Pitt y decidió que era mejor dedicarse a grabar anuncios (en el caso de que sea actor).

Efectivamente. Es el tipo de hombre que semi-renuncia a su sueño. ¿Por qué ser camarero esperando tu gran oportunidad como actor cuando puedes grabar el nuevo anuncio de Ikea y cobrar 500 dólares en un solo día? 

Antepone el dinero a la realización completa de su sueño (chico listo) y eso se traduce en que él sí que vive solo en los barrios mencionados anteriormente (porque aunque es 'freelance' sí que cobra pasta de la buena), compra en Whole Foods y Erewhon (dos de los supermercados más caros de la ciudad), practica surf y yoga, suele ser vegano, tiene coche (nuevo, nada de segunda mano), consume drogas, pero en microdosis y solo para conectar con su yo interior guiado por su terapeuta (el número 1 también debería ir a terapia, pero no puede pagarla).  

En la mayoría de los casos está divorciado y suele tener de 1 a 2 hijos de dicho matrimonio fallido.

Se me olvidaba deciros que el número 2 también tiene guitarras colgando de la pared de su casa, hogar que está decorado como esas haciendas de estilo mediterráneo que son fantasía de la buena. Nada de moderneo barato cual miembro del clan Kardashian.

VEREDICTO

Te atrapa por la manera en la que consigue convencerte de que el dinero sí da la felicidad. Es místico, pero no intenso y racionaliza más que idealiza. Suele ser un 'pelín' arrogante y se interesará más bien poco por ti si eres de las que anteponen tus sueños al dinero (o lo que en vocabulario más simple se llama "ser imbécil y pobre"). 

3. El nada intenso dedicado al sector de la tecnología que no sabe muy bien qué hace viviendo en Los Ángeles y que está forrado

La mejor manera de describir a este hombre es la siguiente: ¿Te imaginas a Ana Boyer viviendo en una comuna hippie? Pues eso. 

Este tipo de hombre estudió ingeniera, negocios y/o empresariales y trabaja en una de las grandes compañías dedicadas a la tecnología (Apple, Facebook, Google...). La mayoría aterrizan prodecedentes de Silicon Valley con la promesa por parte de sus jefes de cobrar más y de disfrutar de una vida más 'hippie'. Cuando llegan a Los Ángeles se quedan más descolocados que la primera vez que Tamara Falcó vio un pobre y deciden hacerse 'dating apps' porque ahora que parecen haber tocado techo en sus carreras sí tienen tiempo para el amor.

Viven en el West Side de la ciudad (Santa Mónica y/o Venice, siempre cerca del mar), surfean, montan en patinete y bicicleta, comen de todo, lucen abdominales (naturales, no de esteróides), ven Los Ángeles como una etapa temporal de sus vidas y por eso algunos se van sin haber visto el cartel de Hollywood (ni de lejos), van a Coachella, no tienen intención ninguna de pisar Burning Man, consumen marihuana, pero solo con amigos y en fiestas, nunca han ido a terapia y no entienden que la gente se dedique a algo que no les haga ingresar en el banco menos de seis cifras al año. 

VEREDICTO

Es divertido quedar con ellos porque, si los pillas recién llegados, no paran de decirte que la gente les parece rarísima, que no tenían ni idea de que Hollywood estaba aquí (verídico) y que les parece fascinante que no se pueda llegar andando a muchos sitios. Personalmente me interesan cero, pero claro, para ceros lo que tienen ellos en el banco y no yo. Me pasa por lista, ya sabéis

Gracias, Nicole. Lo superaré.

Y en último lugar, el cuarto tipo de hombre, el más buscado, la perita en dulce de Los Ángeles, el Santo Grial del 'dating' en las colinas de Hollywood, el área 51 de las relaciones... Todas sabemos que existe, pero ninguna da con él... Él es...

4. El productor/guionista/director que está forrado y vive en Malibú

Se dice, se comenta, se rumorea que muchas lo han visto y hasta han quedado un par de veces con él... Yo, queridos, y aquí no os voy a mentir, os tengo que contar lo que me han contado porque aunque en alguna ocasión he hecho 'match' con este espécimen, nunca he llegado a quedar. Me huelen que soy pobre y huyen. No les culpo.

Este tipo de hombre ha conseguido lo que TODO el mundo viene a conseguir aquí. Conduce un Ferrari (aunque en su casa tiene un coche para cada ocasión), vive en una mansión en Malibú (tiene de vecina a Miley Cyrus) de no menos de 5 millones de dólares que compró cuando vendió su primer proyecto y que decoró como si en ella fuesen a rodar películas pornográficas (a lo Kardashian, ahora sí). No tiene familia porque siempre está ocupadísimo trabajando (y si la tuvo, lo abandonaron), pero mientras él atiende llamadas tú puedes disfrutar de un cóctel en su piscina 'infinity' con vistas al Pacífico. 

Cuenta la leyenda que fue guapo, pero la droga (cocaína, en su mayoría) y algún retoquito estético fruto del ambiente frívolo de Hollywood han hecho que su cara parezca la reproducción real del Ecce Homo. Ha visitado todos y cada uno de los centros de rehabilitación habidos y por haber en California.

VEREDICTO

Hipotéticamnte hablando, dado que nunca he salido con uno, supongo que tiene que ser fascinante que te cuente los entresijos del Hollywood más decadente y sórdido. Sin embargo, mucho me temo que con él solo podría vivir una vida de lujos, vacaciones exóticas, restaurantes exclusivos, joyas cegadoras... Bah, no lo compro, donde esté la adrenalina de salir con el número 1 que se quite todo lo demás.

¡Pues claro que no! Me quedo con el 4, ¿estamos locos o qué? Pero bueno, mientras ese momento llega, aquí os dejo una recopilación de algunos de mis mejores artículos (por si os ha gustado este y queréis leerme/conocerme algo más).

[Momento autobombo. El del sexting, el de los 'California boys', el de tener sexo en inglés, el de mi ruptura 'made in Hollywood', el de mi videocita en mitad de pandemia, el de que el amor suena mejor en inglés, el de mi primera, y última, cita 'sporty'el de hacer la coladael de todas las mentiras que digo en Hingeel de que LA me ha confirmado que no estoy buena, el del sexo en la tercera cita, el de las relaciones abiertas... , el del 'mentourage' o el del 'ghosting'

Ah, y esta soy yo. Encantada, queridos.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Ni confirmo ni desmiento que haya estado saltándome el confinamiento en Los Ángeles para ir a ver a un conocido famoso... pero dado que el jersey nos ha delatado, prefiero hacerlo público antes de que el escándalo estalle... Mi equipo de abogados y yo demandaremos a todo aquel que ponga en duda la veracidad de este romance ya que qué posibilidades hay de que otra mujer en el mundo tenga un jersey verde que se parezca remotamente al de Brad. Pido respeto para mi familia y para la de Brad en estos momentos en los que Angelina y yo estamos conociéndonos para llegar a ser las nuevas Gwyneth Paltrow y Dakota Johnson. Al contrario que Alexia Rivas y Marta López , dejo bien clara mi voluntad de cobrar (y mucho) por sentarme en Sálvame Deluxe. Atentamente, Carmen y Brad.

Una publicación compartida de Carmen Raya (@mariadelasmochilas) el