ISTOCK

Estoy ¿in love? con este encierro [amor en tiempos de cuarentena]

'Torrente de amor'

La cuarentena puede perjudicar seriamente el amor y tu relación de pareja. Cuidadín...

MAITE TORRENTE | CUORE.ES -

He pasado los primeros días de cuarentena solita en mi casa y me he odiado por no tener un perrete al que poder sacar aunque sea cinco minutos al día. Es el karma por negarle a mi hija una mascota, lo sé...  Pero ha sido empezar a hablar con algunos amigos y amigas emparejadas y se me ha quitado el agobio. ¡En muchas casas ya se empieza a vivir una auténtica batalla campal!

Porque estar con tu chico, juntitos, con sofá, peli, mantita y mimos parecía algo ideal así en un principio, hasta que traspasas la barrera de los cuatro días... Entonces empieza lo bueno. Sin paños calientes, tú estás de mal humor y tu compi de encierro también y hay veces que te molesta hasta que respire, ya no le ves tan guapo o guapa, odias la cara que pone mientras mira el ordenador. Del amor... a las manías locas hay un paso.

Y entonces pasan cositas cotidianas como esta. Tu pareja va y te dice: “Cari, voy a bajar la basura”.  Momento de tensión, silencio incómodo.. . “¡Bajar la basura, qué gracioso! No la has bajado en tu vida y ahora quieres convertirte en técnico de residuos urbanos sin oposición ni nada”, contestas tú mientras coges la bolsa y haces un sprint por el pasillo hacia la puerta para poder respirar algo de aire puro.

Cuando subes, drama al canto, claro. Pero hay más... Que si te toca hacer la comida, que estoy ocupado u ocupada, que si vemos 'The Crown' o 'Strangers Things', que si no respires tan fuerte que no oigo mi propia respiración... Cualquier excusa es buena para discutir, que así al menos estamos entretenidos un buen rato y encima tenemos tema de conversación por WhatsApp con nuestros coleguitas. ¡Hay que ocupar el tiempo!

La situación de la cuarentena si hay niños de por medio puede complicarse hasta el infinito y más allá, porque esos locos bajitos llevan regulero eso de estar encerrados. Y de pronto os encontráis con el trabajo, las cosas de la casa y los peques, todo junto como en una coctelera, poniendo a prueba vuestros nervios y estabilidad emocional.

La cosa se pone peliaguda, emparejados del mundo, porque como la tensión del encierro se os vaya de las manos recordad que no podéis hacer las maletas e iros a casa de vuestros padres o 'best friends'. ¡Os tenéis que quedar en casa! ¿Ahora quién es la que está solita como una reina? ¡Ja! 

Pero como soy un verdadero amor y no os voy a restregar por la 'face' todas esas veces que me mirasteis por encima del hombro por no tener pareja, os voy a dar unos consejos para evitar el desastre. Él/ella no tiene la culpa del coronavirus, así que relaja, trágate el mal humor y regálale una sonrisa. ¿Estáis agobiados? Un cuartito de hora en soledad en la terraza, el balcón o el cuarto de baño haciendo respiraciones puede ayudar... Y sobre todo... ¿Preferiríais estar todas estas semanas solos en casa? No, ¿verdad? Pues a practicar la paciencia y a gritar juntos: "¡Estoy 'in love' con esta casa!".