Evan Agostini / GTRES

Justin Bieber confiesa su 'increíble' año de celibato

Increíble porque no se lo cree ni él.

CUORE.ES -

Ahora que está felizmente enamorado de su mujercita, Hailey Bieber, Justin Bieber (25) ha decidido volver a abrirse al mundo y dejar que sepamos un poco más de su vida (después de apartarse un poco 'quemado', incluso con sus fans). Por eso, ha concedido su primera entrevista en profundidad en dos años y entre algunas de las perlas que ha soltado, ha confesado que ha pasado más de un año sin sexo. Desde ya, Justin Bieber I, 'El Célibe'.

A las fans no les permite fotos (a uno le tiró el móvil al suelo incluso), pero a la prestigiosa fotógrafa Annie Leibovitz sí, y el resultado es una sesión de fotos muy conjuntada en la que Justin y Hailey posan sonrientes, chulitos y felices (aunque han aprovechado para contar que ya tienen problemas de casados).

haileybieber / INSTAGRAM

Entre las confesiones que realizan en la entrevista a la revista Vogue, en la que hablan de su decisión de visitar a un consejero matrimonial por recomendación de su pastor poco antes de Navidad, también se pronuncian acerca de los rumores de que se apresuraron a casarse por lo civil debido a que estaban esperando su primer hijo en común.

Ambos desmienten esa teoría, algo por otra parte innecesario ya que salta a la vista que ella no está embarazada, y Hailey apunta a que no se plantean ser padres en al menos un par de años, pero Justin sí reconoce que su deseo de volver a mantener relaciones sexuales tras un año de autoimpuesto celibato fue un factor de peso en su decisión de casarse tan rápido.

El cantante ha revelado que llegó a tener un "problema legítimo con el sexo" que le empujó a renunciar a él en un intento por librarse de su último vicio tras darle la espalda a todos los demás.

"A veces la gente practica sexo solo porque no se sienten bien consigo mismos. Por falta de autoestima, tanto hombres como mujeres. Yo quería dedicarme de nuevo a Dios de esa forma porque creía que era lo mejor para mi alma. Y creo que en respuesta él me bendijo con Hailey. Esas son las ventajas, recibes recompensas por tu buen comportamiento", concluye Justin, que ahora se prepara para su segunda boda de carácter religioso con la mujer de su vida, a quien atribuye la estabilidad y tranquilidad de la que disfruta ahora. Lo que no se sabe es cuándo será porque ya la han retrasado tres veces...