Mediaset

Se abre el debate: ¿ahora son ellos el sexo débil?

La inseguridad masculina ha quedado reflejada en algunos de los concursantes de ‘La isla de las tentaciones’. Los roles de género están cambiando...

MAITE TORRENTE | CUORE.ES -

El reality de 'La isla de las tentaciones' no solo ha batido récords de audiencia y ha creado cientos de memes con el ya mítico “Estefaníaaa”, también ha puesto sobre la mesa un debate encendido. En el programa hemos visto cómo algunos de los concursantes se han mostrado perdidos e inseguros al no tener el control de la situación por lo que respecta a sus parejas. Han sufrido, han llorado, se han desesperado... 

Y lo han admitido públicamente. Álex, por ejemplo, no tuvo reparos en confesar frente a Fiama en la gran final que tenía un problema: “Pienso que estás muy por encima de mí y no paro de meter la pata. Son celos, miedo... Quiero cambiar”. Ella lo corroboraba: “Tus inseguridades lo van a mandar todo al carajo”. Y así ha sido... Ambos han tomado caminos separados. Otro ejemplo claro es el de Gonzalo, al que hemos escuchado decir cosas como: “Susana es demasiado guapa para mí”. Él, a diferencia de su compañero, trataba de ocultar ese temor a perderla bajo una apariencia de macho alfa y cuando su novia lo dejó en directo, se quedó hundido. Aún no lo ha superado... 

¿Pero qué les pasa a los hombres? El empoderamiento de la mujer y el cambio de roles ha hecho que su mundo se tambalee y algunos no saben cómo comportarse. Hemos hablado con la psicóloga Amparo Calandín Feced, miembro de la plataforma doctoralia.es, para explicar lo que está sucediendo con parte del sector masculino. El germen del problema parece claro: “Anteriormente existía un estereotipo en el que el hombre casi siempre asumía el papel dominante y de seguridad frente a las mujeres. Pero esto desde hace algunas décadas está cambiando y puede estar creando inseguridades en algunos hombres”.

El cambio de roles entre sexos es crucial: "Muchos de los hombres han vivido en modelos de familia más machistas, o en las que el hombre era la autoridad y la madre adquiría un papel más sumiso y dependiente. Al estar cambiando este perfil y estar incluso dándose la vuelta, a algunos hombres les puede generar conflictos internos e inseguridades al no saber cómo gestionar esta nueva situación y sentirse desubicados”.

En este clima, los celos entran en juego y complican las cosas. En el reality presentado por Mónica Naranjo hemos visto a Jose, Gonzalo o Álex temer por la fidelidad de sus parejas sin motivo aparente... incluso han llorado desesperados imaginando cosas que nunca se han llegado a producir. Inseguridad y celos van de la mano. “En la mayoría de hombres inseguros los celos adquieren un nivel muy significativo que puede llegar a hundir y acabar con la relación por las disputas, el control constante y la falta de libertad que experimenta”.


Pero no hay que alarmarse, todo tiene solución y una terapia psicológica puede ayudarle a ver las cosas de otro modo y ser más feliz. El ya exnovio de Fiama reconocía durante el programa que era muy inmaduro y que tenía que aprender a controlar sus inseguridades y a comportarse de otra manera para ser más feliz. ¡Bravo por él!

Para Amparo Calandín la solución es clara: “En terapia los hombres que no lleven bien esta situación tendrán que trabajar la aceptación de la nueva sociedad. Sobre todo, si encuentran a una mujer segura de sí misma, independiente y que no busque una relación de dependencia ni pretenda que un hombre la proteja y cuide, sino que busque compartir su vida con una pareja para complementar su vida y enriquecerla, no por cubrir ninguna carencia personal”.