Tempura / GETTY

¿Qué tiene que tener tu foto para que triunfes en internet?

Ahora sí que sí, vas a arrasar.

CUORE.ES -

Seguro que cuando vas a ligar por internet te has encontrado de todo... En el ligoteo 2.0 la foto es el espejo del alma y no todo vale, como habrás podido averiguar.

Nosotras, en nuestros constantes paseos por Adopta Un Tío hemos aprovechado para hacer un estudio de campo: el que tiene la mejor foto, la mejor pensada, el que da lo mejor de sí mismo es el que triunfa. Dicen que hay que ser único pero ¿cómo se traduce eso? Te lo contamos:

Naturalidad ante todo

De verdad, las primeras impresiones cuentan. No te vayas a un estudio a hacértela, la gente quiere naturalidad, aunque eso signifique que tu mejor amiga te pille riendo a carcajadas. Mucho mejor una risa improvisada que forzar un "dientes, dientes" frente a la cámara, pero eso ya lo sabes, porque cuando te llevas más 'likes' es, precisamente, cuando tienes la foto natural.

 

 

Nada de trucos, que nos conocemos

Esto es de manual, y aún así... Pasa. No vale publicar una imagen en grupo, para que quien te encuentre tenga que jugar al 'quién es quién'. Hay que ser valiente y mostrarse en solitario en la pantalla: con defectos e imperfecciones (de eso va, precisamente, lo de ser original). Puede que quien te mire no vea lo mismo que tú, quizá ni se fije en ello y, sobre todo, habrá alguien pensando que ese lunar que a ti no te gusta es encantador.

Como los profesionales

¿Sabes que a veces un detalle suele llamar la atención? A los fotógrafos le gustan los tatus, los piercings, tocados, pendientes... Y es por algo, lo que se sale de la norma, un pelín, atrapa al ojo aburrido cuando está haciendo 'scroll' por la pantalla. 

Ojo, que no se te vaya de las manos, hemos dicho un detalle, no una feria.

La foto, tuya

Se parece mucho a un consejo anterior, pero nunca está de más repetirse: no la robes de internet, no pongas a tu gatito, ni a Cristiano, por mucho que te guste el Real Madrid. De hecho, intenta no aparecer con la camiseta de tu equipo, aunque te encante, que más allá de las dos horas que dura un partido no debería formar parte de tu vestuario (esto ya, en general).

 

Así que, por si no ha quedado claro, lo mejor es que recuerdes esta máxima: cuanto antes te muestres como eres, mejor, pero échate un cable y saca tu mejor versión, que la tienes.