ISTOCK

Dale alegría a tu cuerpo con estos vibradores cuquis para estimular el punto G

Estos juguetes sí que molan

PATRICIA ÁLVAREZ | CUORE.ES -

En esta vida hay muchísimas leyendas urbanas que son completamente falsas pero amiga, la existencia del punto G no es una de ellas. Si todavía te pierdes un poco al encontrarlo te vamos a dar unos consejitos para que esta zona de tu cuerpo deje de tener secretos para ti, y a enseñarte los mejores compañeros de aventuras que te acompañarán en esta búsqueda del tesoro.

Y es que, en los últimos años parece que no hay vida más allá del clítoris y sus succionadores en materia de juguetes sexuales, pero te aseguramos que la sexualidad femenina es mucho más amplia, y que estimulando otras zonas, como el punto G, puedes alcanzar también muchísimo placer

La pregunta que seguramente te estés haciendo ahora mismo es "vale, existe, ¿pero dónde está?" En realidad el punto G no es que sea un botón mágico que tenemos escondido y que solo los más hábiles aventureros pueden pulsar, sino que es una zona, más o menos amplia dependiendo de la persona, que se ubica dentro de la vagina, concretamente en la pared vaginal frontal, a unos 5 centímetros de profundidad. Lo que tiene de especial esta zona y que la diferencia del resto del interior vaginal, es que tiene un tejido esponjoso y rugoso, muy similar al del clítoris, y con un montón de terminaciones nerviosas que hacen que alcanzar el orgasmo estimulando esa zona sea mucho más fácil.

Una vez que sabes dónde está el punto G, ahora solo tienes que aprender a estimularlo. Para ello, si lo haces manualmente, tendrás que introducir los dedos en la vagina y curvarlos un poco hacia arriba. Sin embargo, la mejor forma de estimularlo es con un juguete sexual específico, y nosotras te vamos a descubrir los mejores (y los más cuquis) para que a partir de ahora tengas todo lo necesario para tu propio disfrute en el cajón de la mesita.