Platanomelón

¡No más consoladores! Cambiemos el mundo

PLATANOMELÓN | CUORE.ES -

Déjanos ponerte un poco en contexto: hace muchísimos siglos (concretamente, en el siglo II), los griegos son los primeros en “diagnosticar” una nueva enfermedad que sólo afectaba a las mujeres, llamada Histeria femenina y cuyos principales síntomas eran: tener fantasías sexuales, la irritabilidad, la ansiedad y la “tendencia de las mujeres a causar problemas”.

Pues bien, la idea de que existía algo llamado Histeria femenina se extendió por el continente y “cruzó el charco” hasta llegar a E.E.U.U. y, para el siglo XVI, ya era más que famosa y aceptada en la sociedad. Según los médicos de la época la histeria femenina era una “plaga” entre las mujeres y se le consideraba un peligro para la sociedad. Pero, como para todo se consigue cura, la enfermedad podía “tratarse” con un masaje manual en los genitales.

Fue tanto el “furor” de dichos masajes que para 1880, el doctor Mortimer inventó el primer “consolador” y este se distribuyó como la cura 2.0 de la supuesta histeria femenina. Sigue leyendo la historia del vibrador y aprende más.

Pues bien, 65 años después de que se haya descartado la histeria femenina como “enfermedad”, seguimos usando el término consolador para referirnos a los juguetitos eróticos, arrastrando así la herencia machista del término.

Pero, Platanomelón ha creado una campaña pidiéndole a la RAE que cambie el término por uno que se le adapte más: “alegrador” que, según ellos, describe mucho mejor lo que el juguetito hace por ti.

¿Y tú, te quedarás sin tu alegrador? ¡Firma ya!